Mi Amiga la Prepago está cada día más enamorada

La mañana de entrenamiento se desarrolló igual a la de ayer; Mi Amiga la Prepago estuvo muy ocupada rindiéndole pleitesías a su nuevo numerito mientras él entrenaba, así que yo me hice a un lado y continué mi rutina de ejercicios solo, como siempre lo había hecho hasta que la conocí.

Fueron las dos horas más tristes de mi vida. La veía feliz tomada de la mano del portugués, hablando con todo el mundo y paseándose suavemente por los pasillos del gimnasio; flotaba de la felicidad.

Una de las veces que me pasó por un lado me saludó con “tenemos una conversación pendiente italiano”, yo salté de la emoción pero me calmó diciéndome que el tiempo nos encontraría en el momento en el sea necesario conversar.

Era todo súper raro, tuve como unos sentimientos encontrados, no sé si era rabia porque me había cambiado, celos tontos o necesidad de atención.

Con el rabo entre las piernas terminé de entrenar y me fui un pelín más temprano para evitar salir al mismo tiempo que la pareja feliz y ver a Mi Amiga la Prepago perderse en alguna esquina de la mano del portugués.

Este tal vez sea, como dice la canción, el comienzo del final.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s