Mi Amiga la Prepago me vendió un perfume por partes

Aproveché que el portugués estaba distraído entrenando con sus paisanos para acercarme a Mi Amiga la Prepago a recuperar lo que estaba perdiendo.

Ella estaba instalada en la recepción del gimnasio con dos bolsos gigantes de los que sacaba cajas y cajas de perfumes, asumo que fueron los que compró en Aruba.

Luego de atravesar el cúmulo de mujeres que la rodeaban, le di un beso y de una me lanzó “Este CH lo compré pensando en ti, así que me lo compras porque sí. No debes estar acostumbrado a comprar por partes, es facilito: me pagas lo que puedas hoy o mañana y lo demás cuando cobres el 15 o le pides a tu mamá”.

Nos vimos fijamente y nos echamos a reír, todo mi drama se había pasado en un instante. Hablamos por largo rato hasta que llegó el portugués y se volvió a transformar.

Me habló de las locuras que hizo con Amaranta en Aruba, de los holandeses con los que había rumbeado y de una bolas de anime que necesitaba para un trabajo que le mandaron a Selena.

Hice mi jugada de la mañana prometiéndole que yo le compraría esas bolas de anime y se las llevaría mañana, ella siguió anotando los perfumes que agarraban, cobrando, dándole besos al portugués, hablando…

Mi Amiga la Prepago cada vez se hacía más de verdad, por lo que la iba bajándola del altar donde la tenía montada e iba haciéndola más como uno. Y es que no sólo nosotros cambiamos cuando alguien nos gusta, todos lo hacen.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s