Mi Amiga la Prepago se saca el clavo con agua de mar

Enrollada en un pareo floreado, con tacones corridos de corcho, unos lentes Gucci con cuero blanco y una pamela que complementaba la combinación se asomó en la puerta del gimnasio Mi Amiga la Prepago y pegándome un grito me hizo salir.

Saco de su bolso de raphia su iPhone blanco, lo desbloqueó con sus unas acrílicas pintadas de naranja fosforescente y me mostró la foto de un tipo. “¿Qué te parece? Se llama Pedro y me voy con él a Los Roques en su avioneta privada”.

Tenía pinta de árabe el hombre; lucía un traje de lino color ocre y fumaba un habano en la punta de un yate. “Es amigo de Amaranta, mi prima ¿te acuerdas de ella? Nos vamos los cuatro, este es el hombre de mi vida”.

Sorprendido por el final de la frase le pregunté por el portugués y después de darme un pellizco me dijo “de los muertos no se hablaba sino en misa, no le respondí en todo el fin de semana” y corrió hasta una camioneta negra de donde se bajó un chofer que le abrió la puerta.

Yo intenté seguir entrenando pero no paraba de preguntarme: ¿Cuántos hombres de su vida tiene Mi Amiga La Prepago?

Es evidente que el portugués anda en algo raro porque se desapareció, capaz tiene otra. Pero no han pasado ni cuatro días y ya lo reemplazaron por un árabe multimillonario que se ve que lo quiere es raspársela en cada centímetro cuadrado de Los Roques y después, como si nada, volver a su mansión con su esposa, tres hijos y dos perros.

Yo como que mejor me tomo estos días de vacaciones de Mi Amiga la Prepago para ver el pote de arena y agua de mar y reflexionar acerca de la vida que estoy llevando. No puede ser que haya gente tan libre como Mi Amiga la Prepago que vive sin limitaciones y tiene una aventura amorosa diferente cada semana y otros no hacemos más que pensar en el qué dirán.

Anuncios
Estándar

5 thoughts on “Mi Amiga la Prepago se saca el clavo con agua de mar

  1. Jean dice:

    Acabo de dedicar un poco de tiempo para leer todo lo que llevas de esta historia y me la he disfrutado un montón. Ademas de reírme con la libertad con que escribes me identifico con muchas de las anécdotas de vida (así lo creo) que incluyes en la historia.
    Buen trabajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s