El Portugués y el Árabe se pelean por Mi Amiga la Prepago

Todo lo que pasó la semana pasada con Marta y mi primo “El Gordo” me tenían bajo un estado de ansiedad bastante intenso: Veía a Mi Amiga la Prepago en cada Merú que me topaba en la calle, sentía que el portugués se reía a mis espaldas en el gimnasio y hasta creo haber visto al árabe, el que se llevó a Mi Amiga la Prepago a Los Roques, en la puerta del gimnasio.

Empecé a hacer las prácticas de yoga que dan temprano en el gimnasio para calmarme y no hacer un show cuando volviera a ver a Mi Amiga la Prepago. Logré sentirme más calmado y centrado, o eso me hacía creer mi subconsciente, hasta que esta mañana vi a Mi Amiga la Prepago cruzando las puertas del “gym” del brazo de Pedro, el árabe, quien venía luciéndola como un trofeo y listo para entrenar hasta que de la nada le saltó encima el portugués y de un golpe en la cara lo batió contra el piso.

Todo el gimnasio se acercó a ver el espectáculo. Dejé de hacer abdominales y traté de acercarme hasta donde estaba Mi Amiga la Prepago viendo estupefacta la pelea entre sus dos hombres.

Mientras avanzaba hacia ella pegó un grito: “¡Ay coño! Me mancharon la lycra de sangre ¡son unos salvajes! Que alguien venga y los saques”. Dos de los entrenadores los sacaron a la fuerza mientras Mi Amiga la Prepago corría al baño seguida de sus amigas quienes reían cual adolescentes en una verbena de colegio.

El show continuó por un rato más fuera del gimnasio. Yo seguí haciendo abdominales hasta que Mi Amiga la Prepago se me sentó en el abdomen y me impidió continuar. “Cuéntame algo Italiano ¿crees que si dos mujeres se hubiesen peleado por tu virginidad fueses más feliz? Esos animales se estaban pelando por mi y a mi ni me interesa”.

Intenté responderle pero me presionaba los biopolímeros de sus nalgas contra mi estómago para que no hablar. “Yo tampoco estoy feliz de haber perdido la virginidad como lo tuve que hacer… tú sabes que la vida no es fácil papi y con todo y eso te pones con cómicas vale”.

Me dio un piquito, levantó sus nalgas de mi abdomen y se fue. Volví a quedar como un loco intenso que no tiene más oficio que el tomarse en serio todo lo que le pasa.

Terminé de entrenar, busqué mis cosas y me fui, revisé mi celular: Mi Amiga la Prepago me había escrito por WhatsApp: “Ninguna 1era vez n la vida real s como qremos italianoooo… pro siempre podemos acr 1 en nuestra kbeza q ca perfecta…… te veo tomorow tempranito para entrena… becho”.

Anuncios
Estándar

One thought on “El Portugués y el Árabe se pelean por Mi Amiga la Prepago

  1. Edjosve dice:

    Que risa el mensaje de WhatsApp… me la imagino escribiendo con las uñas largas multicolores y con zarcillito en el dedo… jajajaja… Me imagino que la Poli se llevó a los pendejos… jajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s