Las metáforas de Mi Amiga la Prepago

Esta mañana Mi Amiga la Prepago y yo entrenamos con Diosa Canales; quien aunque no estuvo físicamente, sus instrucciones, críticas y órdenes se hicieron presentes durante toda la mañana de entrenamiento en cada uno de los ejercicios que hicimos:

“Haz las sentadillas con las piernas bien abiertas y empujando la totona pa’alante, aprieta las tetas con los bíceps mientras levantas las mancuernas para endurecer todo el torso, pega nalga con nalga cuando hagas femorales para que se te levante el culo, para la bemba mientras haces los ejercicios para que se te marquen los cachetes, eso excita más a los hombres”.

Todos los consejos de Diosa eran muy femeninos para mi gusto, no me veía haciendo de cada ejercicio una escena de película porno por lo que hacía la rutina de manera convencional, cosa que sacaba de quicio a Mi Amiga la Prepago y la obligaba a gritarme constantemente. ¿Alguna vez han visto a alguien de Herbalife defendiendo sus productos? Bueno… esto era algo así. Mi Amiga la Prepago había caído en una especie de secta en la que Diosa era la líder espiritual y la obligaba a hacer cosas muy locas.

Mi Amiga la Prepago había dejado de ser La Negra para convertirse en La Amiga de Diosa: hacía los ejercicios de manera rara y llamando la atención, gemía mientras entrenaba y se vestía con ropa cada vez más corta y de Harbinger, es decir, Mi Amiga la Prepago había perdido su personalidad, porque recuerdo cuando me dijo que había renunciado a Harbinger y se había pasado a Everlast.

En mis ratos de distracción durante el entrenamiento la recordaba sudando la envidia hacía Diosa, insultándola, criticando su estilo de vida y a aquellos que la idolatraban, y hoy lo que tiene encima es el escupitazo más grande del mundo, y es que el que escupa pa’ arriba…

¿Qué estaba pasando con Mi Amiga la Prepago? ¿O es que haber perdido el poder que tenía en el gimnasio había causado todo esto?

Terminamos de entrenar y antes de irnos le dije que me preocupaba que se estuviera pareciendo tanto a Diosa y que sentía que estaba olvidando a La Negra divina que todo el mundo deseaba. Me miró fijamente y me dijo: “Italiano los tiempos han cambiando y las putas de hoy no son iguales a las putas de ayer. Piensas que he perdido la personalidad ¿no? eso es porque eres un enchapado a la antigua, ¡Estoy evolucionando papi! Porque no me quiero quedar como un termo de agua cualquiera, quiero ser un Contigo”.

Me sentó de culo. Mi Amiga la Prepago no se quiere quedar como un termo cualquiera, quiere ser un contigo, bonita metáfora para terminar la semana.

Anuncios
Estándar

One thought on “Las metáforas de Mi Amiga la Prepago

  1. nynjaMGV dice:

    Y ahí va uno, a tratar de cambiar a la gente ¡como si fueran un proyecto! Uno lo hace porque piensa que de verdad puede haber ALGO de humanidad en esa otra persona, algo que vale mucho la pena… En realidad, a esa persona no le interesa demasiado lo que tu ves en ella (es decir, lo que ve un verdadero amigo) sino la etiqueta que la sociedad le coloque.

    Y ahí va… En rumbo al camino que la lleva a ser un Contigo, no un termo cualquiera… O tal vez, uno original sin marcas ni etiquetas.

    Después de 5 semanas sin leerte, sigues siendo genial 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s