Mi Amiga La Prepago y el Escotét

Yo no sé si fueron las oraciones en las que le pedí a la Rosa Mística que le mandara a Mi Amiga la Prepago una señal para que se alejara de la mala vida o fue simplemente el karma lo que generó está situación; sea lo que sea, no funcionó.

“Ayer como a las 10 me llamaron del colegio de Selena porque había una situación inapropiada con mi niña y me dijeron que fuera corriendo”, la cara de Mi Amiga la Prepago era un poema. Estábamos estirando para hacer una clase de TRX, nos acompañaban unas amigas que casualmente tiene hijos en el San Ignacio de Loyola.

“Llegué al colegio y estaba Selena en la Coordinación con un niñito de piel tostada que me recordó a mi tío Elio, que en paz descanse, que era pescador allá en Puerto” se le entrecortaba la voz, pensé que se iba a poner a llorar. Cada vez se iban sumando más y más compañeros de gimnasio, Mi Amiga la Prepago era como Jesús predicando la palabra en el templo.

“Cuando veo a mi niña llorando lo primero que pensé fue que el niñito le había robado algo, por la pinta que tenía, y bueno capaz me llamaron para que se disculpara delante de mi; pues no, el niñito llevaba días invitando a mi Selena…” comenzó a alzar la voz y a manotear como Capriles “…a desayunar debajo de las escaleras del teatro, y como hoy aceptó, se la llevó, le bajó las pantaletas y le comenzó a meter mano”.

Les repito, no sé si fueron mis oraciones o el karma pero esto tuvo que haber sido una señal para que esta mujer dejara de andar saltando de huevo en huevo cual gallina.

“Le voltee la cara a Selena de un bofetón” respiró largo y profundo, las madres presentes la apoyaban con sus susurros “Los curas sonrieron, ustedes saben que a ellos les encanta generar dolor, y bueno, jalé a Selena y delante de la mamá del niño le eché un jarabe de lengua que no se imaginan. Mi hija no se la va a dar a cualquiera, a esa carajita le he metido demasiado rial para que venga a dársela a un pajuito, mínimo al hijo de Escotét. Es que cuando se entere Fortunato la agarra a coñazos.”

¿Lo pueden creer? “…Mi hija no se la va a dar a cualquiera…” ¡El coño de su madre! o sea, no importa que a Selena le metan mano si él que lo hace es millonario.

Las mamás que estaban ahí salieron como botellazo de puta diciendo vainas como “Negra tu estás loca…”, “Marica que bolas las vainas que dices…”, “Mi hermana te van a violar a la carajita si sigues pensado así…”, etc., etc., etc.

Llegó el instructor de TRX, me preparé para hacer la clase y Mi Amiga la Prepago se puso en la liga de mi derecha “¿Italiano tengo o no tengo la razón? ¿Uno quiere para su hija lo mejor?”.

“Lo mejor para tu hija es que estudie en la mejor universidad del país o del mundo mundial y no que a los 10 años le meta mano un Escotét, creo que tu definición de lo bueno y de lo malo difiere mucho de la mía” le dije. Se cambió de liga y no hablamos en el resto de la mañana.

Al salir del gimnasio la vi irse con el entrenador de TRX en su moto, saltaba cual adolescente descubriendo el placer en sus partes íntimas. Yo me fui pensando en eso de lo bueno y lo malo y cuan diferente somos todos; por eso nos damos nuestros coñazos cuando hacemos el bien con alguien que nos está haciendo mal.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s