Mi Amiga La Prepago da el culo

Una concesión es la acción de conceder o dar una cosa a una persona que tiene autoridad o poder para ello; es como vulgarmente decimos: un permiso. Todos hacemos concesiones a diario, y los que no, la hacen de vez en cuando o una vez al mes o una vez cada seis meses o como Mi Amiga la Prepago que hace una concesión una vez al año.

Todos los años a principio de diciembre Mi Amiga la Prepago recibe la Navidad en su casa con una cena que le prepara a Fortunato, el papá de Selena, en la que “el hombre de la casa viene a traer los regalos y a llevarse a la niña a Italia para que pase la Navidad con la nonna de allá”.

El año pasado no le había prestado mucha atención a esto, pero este año, ya sabiendo que la esposa de Fortunato es un frígida entiendo la concesión que hace Mi Amiga la Prepago para acercarse un poco más al amor de su vida: el papá de su hija.

“Tu vas a seguir con ese webo maricón de mierda, que Fortunato no es el amor de mi vida nada, no te tuve que haber contando un coño de madre de la cena ¡SI YO LE VOY A DAR EL CULO MAÑANA EN LA NOCHE ES PORQUE QUIERO!” me gritó mientras estábamos montados en unas bicicletas y sin percatarse que todo el gimnasio volteó a vernos “Creo que van a pensar que eres una puta” le dije jodiendo “¡YO SI TIRO POR CULO! Esas son ustedes cuerda de wirchas que se hacen las monjas y no lo dan, por eso las dejan” le gritó a la multitud que hacía ejercicio frente a nosotros pero ni bolas le pararon, sólo la vieron mal como de costumbre.

Seguimos hablando de la cena y de lo que iba a cocinar, intentó distraerme con esto para no hablarme de la concesión que todos los años le hace a Fortunato, que se resume en una palabra de cuatro letras: culo.

“Yo no sé que coño de madre piensas tú de mi Italiano, yo soy clásica como una Carolina Herrera, yo todo por delante o por la boca, a mi eso de andar dando el culo no me gusta, lo hago porque bueno, es Fortunato”.

Mi cara de duda se hizo presente: ¿Por qué a Fortunato? ¿Por qué le daba sólo a él el culo? Muchos porqués se me vinieron a la cabeza y se los solté; la respuesta de Mi Amiga la Prepago fue: “Ni que fueras DISIP para responderte… Lo que necesito es que me ayudes a escoger un Analaizer para podérmelo echar en el culo y que la cogida no me duela. Fortunato no lo tiene tan grande… lo tiene bello y perfecto… pero me da muy duro por el culo, es un italiano depravado como todos”.

Sacó de su bolso dos Analaizer, “Italiano son lubricantes que duermen el culo como no sabes, los compré en la sexshop de Altamira, la mejor de Caracas, por fa’ tradúceme lo que dicen las etiquetas porque necesito echarme el mejor… Yo no pienso pasar una semana con el culo hinchado por complacer al mamawebo ese”.

Las risas no se hicieron esperar entre nosotros “Es Navidad Italiano, uno en Navidad hace de todo” me dijo; y si, es Navidad, por eso me dejé de tanto peo y le seguí la corriente. Le traduje lo que decían los recipientes de los Analaizers, escogimos el mejor e intercambiamos uno que otro cuento de experiencias anales de esos que uno escucha en la calle.

No sé si es porque la Navidad está entre nosotros o porque cada día me doy cuenta que Mi Amiga la Prepago es tan vulnerable como cualquiera, pero sentí un gran amor por ella. Darle el culo a Fortunato es una concesión que Mi Amiga la Prepago hace porque tiene la esperanza de que un futuro será ella la dueña y señora de ese hombre, estoy seguro que ella sueña con llegar a Italia de la mano de Fortunato y Selena; por eso hace ese sacrificio que la deja con dolor al sentarse cada Navidad.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s