Mi Amiga La Prepago suma otro ex

Esta mañana, a diferencia de las otras mañanas, no me recibió La Gocha que atiende la recepción del gimnasio sino el padrino babalorisha de Mi Amiga La Prepago, con una cara de culo y la pierna enyesada tendida a lo largo del sofá que está antes de los torniquetes.

Lo vi mientras le pasaba por un lado y seguí al encuentro con Mi Amiga La Prepago quien ya había vuelto a ser cristiana, católica y apostólica: con las lycras más apretadas que nunca, el cabello colgando y batiéndose, y una medalla de oro de la Rosa Mística; que rico es ser cristiano ¿no? la gente va y viene y las puertas de la iglesia como las piernas de una puta: abiertas de par en par.

“¿Y ese vigilante en la entrada?” Le dije a Mi Amiga La Prepago con la sonrisa de oreja a oreja “¿Vigilante? La vigilanta soy yo que le quité las muletas para que no pueda ir a ninguna parte. Esta ahí sentado esperando que venga el yo no sé que de los santeros a traerme mis riales porque yo no quiero estar más en esa mierda”.

Comenzamos a entrenar como si nada, como antes, como siempre; Mi Amiga La Prepago volvió a ser ella y yo en vez de aprovechar y llenarme de su energía no pude evitar ver al padrino babalorisha, ningún interés de mi parte aclaro, pero había algo en su cara que me recordó al pasado.

Me fui a los instantes en que Mi Amiga La Prepago término con El Portugués, con Pedro “El Árabe”, con Héctor “El Negro”, con  entrenador de TRX. Todos manifestaban una emoción similar en el rostro, era como un vacío, una incomodidad. Era como si les hubiese chupado la vida y dejado los cuerpos aún caminando por ahí sin rumbo.

Por el contrario Mi Amigo La Prepago estaba más llena de vida que nadie y se tongoneaba y la abrazaban y se agachaba; estaba en plan gallina: picando de aquí y de allá para que algún gallo la monte.

Quise describirle mi sensación pero no tuve la fuerza emocional para hacerlo, me sentí como todos sus ex: vacío. Habíamos vuelto a ser lo de antes pero yo no estaba tan lleno de fuerzas.

“¿Me dijiste que no tienes fuerzas Italiano? Aquí tiene una mezcla de Cell-Tech de limón para que agarres ánimos. Voy a subir a hacer caminadora, te espero allá”.

Me lo tomé y aún así no sentí nada, capaz de tanto visualizarme como un desapegado sentimental gracias a Mi Amiga La Prepago, se me está cumpliendo el deseo.

Hay que analizar bien las cosas que deseamos, no a todos nos queda bien el desapego.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s