Mi Amiga La Prepago y su Nueva Familia

Todos tenemos la necesidad de pertenecer, ser parte de algo, identificarnos, engranarnos, mimetizarnos y así subsistir.

Yo, desde que tengo uso de razón, he intentado pertenecer a muchas tribus, a muchos grupos, a muchas personas; hoy creo haberlo logrado, pero no vamos a hablar de mi, sería aburridísimo, hablemos de Mi Amiga La Prepago quien no sólo tiene la necesidad de pertenecerle a alguien si no de dársela también.

Hoy decidí que no la iba a sermonear más, se acabaron los peos, las arrecheras y los juicios de valor, me ladillé de ser el amigo gruñón que todo lo critica; se atrevió hasta a compararme con la Iglesia Católica.

La muy descarada se mudó a casa del papá, seguro pensaron los mismo que yo: ¡Ay que linda!, el reencuentro de la familia, recuperar el tiempo perdido, conocerse más con el viejo, disfrutar de los hermanos, sentirse segura, conocer la cultura de los árabes, etc. Estábamos en el spinning y yo feliz, al fin Mi Amiga La Prepago había conseguido lo que tanto necesitaba: una familia a la cual pertenecer para así cambiar sus hábitos; pero no, ella se fue a casa de viejo a comerle el tabaquito al hermano mayor, de vaina que paro la clase de spinning del grito; con la excusa de que los hermanos árabes duermen en un mismo cuarto se está pegando a Elías, el  hermano mayor con el ya había tirado, y lo hacen mientras los otros dos hermanos le duermen al lado; o sea, adolescencia total.

¿Y Selena? Le pregunté, donde está la niña. “Duerme con los nuevos abuelos y ellos la llevan al cole’ le dan de comer, la llevan al parque, al club y yo con Elías divino, nos escapamos a Marina Grande, en la manicería, en la piscina de la casa, en una esquinita del gimnasio, en los estacionamientos… por cierto hoy se me acaban las pastillas, al salir del gym me sigues al Farmatodo para que me las pidas tu porque me da pena”, pero no le da pena tirarle al lado a los hermanastros y luego ir el domingo a misa en familia.

El hecho es que hizo que todos los de la clase de spinning se rieran de mi porque según ella, yo tengo “falta de cama”, por eso ya no me meto más, le dije que sólo la escucharía y ella feliz “¡Ay mejor! Y después vas y te pajeas pensando en mis historias”.

¿Y después voy y me pajeo? Eso es lo que piensa Mi Amiga La Prepago que hace la gente que la conoce, el bendito complejo de la bomba sexy.

Fui obligado a comprarle las pastillas y como hace media hora me mandó una foto de Elías durmiendo sobre sus tetas con esta dedicatoria “Para que fantaseeeeees con base”.

¡No la soporto!

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Mi Amiga La Prepago y su Nueva Familia

  1. Karensita Zamora dice:

    Buenas noches…
    Por pura casualidad encontré en Twitter el Link del blog y me causó curiosidad que decía: “Mi amiga la prepago” entré para ver de qué se trataba, leí la última entrada y despertó toda mi atención, desde las 3:50pm hasta hace poco leí las 23 entradas nombradas por mes. Todas y cada una me gustaron, muy buenas tus reflexiones Italiano, aunque feliz y triste la vida de la Negra es admirable su capacidad de continuar a pesar de los tropiezos, de experimentar tantas cosas aprender de cada sinsabor y seguir teniendo un poco de inocencia. Qué lástima que Fortunato no le dé el valor que ella merece y también qué tristeza que ella siga esperando por él, como toda mujer enamorada. Espero nuevas publicaciones sobre esta historia. Me hiciste el día Italiano<3

    • Karen ¿te han dicho lo especial que eres?
      ¡Gracias por esa tarde dedicada!
      Tus palabras son un aire fresco para mi.
      ¿La Negra? ¡Qué te puedo decir! está enamorada, todos lo hemos estado, hemos sido víctima de las mariposas, de las ansias de vibrar del celular, del mensaje de buenos días… nos duelen como puñaladas y los disfrutamos como brownies recién horneados.
      La lucha sigue, por aquí seguiré escribiendo de ella, para vernos reflejados y sentirnos realizados.
      ¡Qué tengas una feliz semana!

  2. Karensita Zamora dice:

    Sí me lo habían dicho pero no esperaba que lo hicieras tú, el hombre que estoy admirando desde ayer. Hasta ahora tuve tiempo de entrar a ver tu respuesta y me sentí feliz por tus palabras. Todo el día hablé de ti a mis amigos y ahora mi mejor amiga también te lee. Estaré muy pendiente de las nuevas entradas, te seguiré desde mi Twitter @KarensitaZamora. Besos y abrazos, qué tu semana sea mucho más maravillosa que las anteriores al lado de tu Negra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s